Seleccionar página

Desde Grupo Martí Seguros AXA consideramos que el seguro de vida es una de las pólizas que todos deberíamos de tener sea cual sea nuestra circunstancia pero, ¿sabes en qué momento debes contratarlo? Hoy exponemos dos situaciones clave donde un seguro de vida debe ser una prioridad.

Cuando decides tener hijos y formar una familia

Una de las razones principales de contratar un seguro de vida suele ser proteger a tu familia. Muchos pensamos: “Si me pasa algo, quiero que mi familia continúe con la misma calidad de vida y no se vea alterada”. Efectivamente, formar una familia es un momento clave para contratar esta póliza ya que garantizará la tranquilidad de los tuyos y te asegurarás de que, bajo cualquier circunstancia, las necesidades de tus hijos quedan garantizadas.

Este dinero, además de ser utilizado durante la infancia de tus hijos, cobra especial importancia a la hora de cubrir gastos como la ropa, la alimentación, y pagar el alquiler o la hipoteca, entre otros. Como padres, otra de las grandes preocupaciones es asegurar el futuro de los hijos para que puedan ir a la universidad o cursar estudios superiores.

Al firmar una hipoteca

Otra de las grandes preocupaciones es dejar en herencia las deudas que contraemos en vida. En caso de que ocurra cualquier eventualidad, con el seguro de vida podrás liquidar tu hipoteca o cualquier otra clase de préstamo, así te aseguras de que tu familia no tenga que cargar con ello bajo ningún concepto.

Tenemos claro que el seguro de vida es una de las pólizas que todos deberíamos tener sea cual sea nuestra circunstancia actual, sin embargo, muchos de nuestros clientes nos piden asesoramiento en dos momentos puntuales de sus vidas, por ello, os contamos por qué deberíamos tenerlo y cuáles son las dudas más frecuentes con las que nos encontramos a diario.

Preguntas frecuentes de nuestros clientes

“Si tengo un patrimonio que hará que a mi familia nunca le falte de nada, ¿por qué necesito un seguro de vida?”

El patrimonio del que dispones y tanto esfuerzo te ha costado podría verse afectado en caso de invalidez. Sin un sueldo, el patrimonio que has conseguido se vería mermado cada mes, y, por tanto, la cuantía final que heredaría tu familia. En caso de fallecimiento, el impuesto de sucesiones de algunas comunidades autónomas es muy alto, por lo que es probable que la familia tenga que vender algo de patrimonio para poder acceder a la herencia. Consideramos que la mejor forma de proteger el patrimonio que ya tienes es a través de un seguro de vida.

«¿Necesito un seguro de vida si ya tengo las prestaciones de la seguridad social?«

El Gobierno otorga prestaciones en caso de orfandad, viudedad e incapacidad laboral. Pero estas son solo un porcentaje de la base reguladora de cada persona. A grandes rasgos, en caso de viudedad se cubre hasta el 52% de la base reguladora (la mitad del sueldo) y en cuanto a orfandad un 20% por hijo hasta los 18 años. En el caso de que se tengan varios hijos, la pensión del 20% de cada uno nunca superará el 100% de la base reguladora. Si dispones de una incapacidad para realizar tu actividad laboral habitual, pero, en cambio, sí que puedes realizar otras, recibirás hasta un 55% como norma general.

“¿Con el seguro de vida puedo elegir quién recibe el dinero? Quiero que sea para mi mujer y mis hijos”

Con el seguro de vida de Grupo Martí AXA puedes elegir beneficiarios distintos por cada una de las coberturas según consideres. Por ejemplo, ofrecemos una cobertura de fallecimiento con los hijos como beneficiarios y cobertura de invalidez con la pareja.

“¿Por qué necesito un seguro de vida si ya lo tengo con la hipoteca?”

Al contratar una hipoteca la entidad bancaria nos obliga a contratar un seguro de vida con ellos por el importe de la deuda total. Sin embargo, la primera reflexión que nos viene a la cabeza es que, con esta acción únicamente estarás asegurando el futuro del banco y no el tuyo y el de tu familia.

Este seguro no sería suficiente si el pago de la hipoteca no es el único gasto fijo en tu casa.  Los gastos como la luz, el colegio, la comida, el coche, la gasolina, etc están calculados a partir de contar con la totalidad de tu sueldo. También hay que tener en cuenta que es solo un porcentaje del sueldo anual, por lo que si te pasa una situación en la que te veas impedido para realizar tu actividad actual, recurrirás a tus ahorros.

En conclusión, un seguro de vida es extremadamente útil si tienes a tu cargo una persona que depende de tus ingresos. Incluso aunque no sea así, es recomendable que contrates la cobertura de invalidez, ya que tus ingresos bajarían de forma considerable si tuvieses que cobrar una subvención por incapacidad.

Por otro lado, si alguien de tu familia ha padecido cáncer o alguna otra enfermedad grave y existe un riesgo de que tú también lo sufras, te recomendamos que escojas para tu tranquilidad con la opción de graves enfermedades donde puedes elegir el capital a percibir en este supuesto y así poder centrarte solamente en tu recuperación sin pensar en la disminución de tus ingresos mensuales.

Desde Grupo Martí queremos ayudarte y estamos a tu disposición para aclarar todas tus dudas. No dudes en ponerte en contacto con nosotros enviándonos un email a info@grupomarti.es o, si lo prefieres, llamándonos al 96 573 15 92.

Solicitar presupuesto